Actualidad

Novedades sobre información no financiera y diversidad

Aparte de las modificaciones relativas a la acreditación de la realidad de las aportaciones, el plazo de pago completo de los dividendos y el derecho de separación en caso de falta de distribución de dividendos, la Ley 11/2018, de 28 de diciembre, modifica el Código de Comercio (CCo), el Texto Refundido de la Ley de Sociedades de Capital aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio (Ley de Sociedades de Capital) y la Ley 22/2015, de 20 de julio, de Auditoría de Cuentas (Ley de Auditoria de Cuentas), en materia de información no financiera y diversidad.

Esta nueva normativa, enmarcada en la Directiva 2014/95/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 22 de octubre de 2014 sobre la divulgación de información no financiera e información sobre diversidad por parte de determinadas grandes empresas y determinados grupos, Texto pertinente a efectos del EEE (Directiva 2014/95/UE), amplia las disposiciones del Real Decreto-Ley 18/2017, del 24 de noviembre (Real Decreto -Ley 18/2017) sobre información no financiera y diversidad, y que sustituye, en los siguientes puntos:

1. Mayor ámbito de aplicación.

La nueva normativa establece que, a partir ahora, deberán presentar el estado de información no financiera las sociedades de capital y las sociedades que formulen cuentas consolidadas, siempre que concurran los siguientes requisitos:

  • Que tengan un número medio de trabajadores superior a 500 empleados;
  • Que, o bien tengan la consideración de entidades de interés público de conformidad con la Ley de Auditoria de Cuentas, o bien, durante dos ejercicios consecutivos reúnan, a la fecha de cierre de cada uno de ellos, al menos dos de las circunstancias siguientes:
    • Que el total de las partidas del activo supere los 20.000.000 euros.
    • Que el importe neto de la cifra anual de negocios supere los 40.000.000 euros.
    • Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio sea superior a 250.

No obstante, transcurridos tres años desde la entrada en vigor de la nueva legislación, el alcance se ampliará a aquellas sociedades donde concurran los siguientes requisitos:

  • Que tengan un número medio de trabajadores superior a 250 empleados;
  • Que, o bien tengan la consideración de entidades de interés público de conformidad con la Ley de Auditoria de Cuentas (exceptuando a las entidades que tienen la calificación de empresas pequeñas y medianas de acuerdo con la Directiva 2013/34/UE), o bien, cumpliendo el requisito de promedio de empleados, durante dos ejercicios consecutivos reúnan, a la fecha de cierre de cada uno de ellos, al menos una de las circunstancias siguientes:
    • Que el total de las partidas del activo supere los 20.000.000 euros.
    • Que el importe neto de la cifra anual de negocios supere los 40.000.000 euros.

 2.Mayor concreción en los contenidos objeto de información.

La nueva normativa concreta las cuestiones sobre las que las empresas deben dar información, concretamente, sobre las siguientes:

 

  • Información sobre cuestiones medioambientales: informar sobre temas como la contaminación, el fomento de la economía circular y la prevención y gestión de residuos, el uso sostenible de los recursos, la lucha contra el cambio climático y la protección de la biodiversidad.
  • Información sobre cuestiones sociales y relativas al personal: aportar información clave sobre el empleo, la organización del trabajo, la salud y seguridad, las relaciones sociales, la formación, la accesibilidad universal de las personas con discapacidad; y las medidas adoptadas para promover la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres.
  • Información sobre el respeto de los derechos humanos: Aplicación de procedimientos de diligencia debida en materia de protección de derechos humanos; prevención de los riesgos de vulneración de derechos humanos y, en su caso, medidas para mitigar, gestionar y reparar posibles abusos cometidos; denuncias por casos de vulneración de derechos humanos; promoción y cumplimiento de las disposiciones de los convenios fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo relacionadas con el respeto por la libertad de asociación y el derecho a la negociación colectiva; la eliminación de la discriminación en el empleo y la ocupación; la eliminación del trabajo forzoso u obligatorio; la abolición efectiva del trabajo infantil.
  • Información relativa a la lucha contra la corrupción y el soborno: medidas adoptadas para prevenir la corrupción y el soborno; medidas para luchar contra el blanqueo de capitales, aportaciones a fundaciones y entidades sin ánimo de lucro.

Información sobre la sociedad: Enfoque sobre los compromisos de la empresa con el desarrollo sostenible y explicar su impacto en el empleo y el desarrollo local, en las poblaciones locales y en el territorio y sobre los compromisos de la empresa con el desarrollo sostenible y explicar su impacto en el empleo y el desarrollo local, en las poblaciones locales y en el territorio.

3. Verificación obligatoria de la información.

La normativa exige que la información incluida en el estado de información no financiera sea contrastada por un prestador independiente de servicios de verificación.

Este requerimiento es adicional respecto de las obligaciones de verificación a las que está sometido el auditor de cuentas, cuya extensión no cambia respecto a la establecida por el RD-Ley 18/2017: el auditor sólo debe atestiguar que el estado de información no financiera se encuentre incluido en el informe de gestión o que, en su caso, se haya incorporado en éste la referencia correspondiente al informe separado en la forma prevista en la normativa.

4. Requerimientos de aprobación por el órgano de administración y divulgación.

 

La información no financiera debe ser formulada y firmada por todos los administradores, aprobada en junta general como punto separado del orden del día y publicada en la página web de la sociedad en cuestión, dentro de los seis meses posteriores a la fecha de finalización del año financiero y estar disponible por un período de cinco años.

Las sociedades tienen dos opciones para cumplir con la obligación de publicar la información no financiera:

  • Incluir en el Informe de Gestión el estado de información no financiera (consolidado, si procede).
  • Emitir un informe separado de información no financiera, en el que se indique de manera expresa que dicha información forma parte del Informe de Gestión de la compañía.

En ambos casos, tanto el informe separado como el estado de información no financiera incluido en el Informe de Gestión deberán someterse a los mismos criterios de criterios de elaboración, depósito y publicación.

Enero de 2019 

Departamento Jurídico