Actualidad

Ley de acompañamiento de los Presupuestos Generales de la Generalitat de Catalunya

En fecha 29 de enero de 2020, se ha aprobado el Proyecto de ley de medidas fiscales, financieras, administrativas y del sector público para 2020 (también conocida como Ley de acompañamiento de los Presupuestos de la Generalitat de Cataluña), que previsiblemente será aprobado en los siguientes meses.

El Proyecto de ley modifica diferentes impuestos ya existentes y crea uno nuevo que graba la incidencia sobre el medio ambiente de las instalaciones de producción, almacenaje, transformación y transporte de energía eléctrica.

Las modificaciones más importantes se encuentran en los Impuestos cedidos, concretamente en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (en adelante “IRPF”), así como en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (en adelante “ISD”).

En el IRPF, se incrementan los tipos impositivos de la tarifa autonómica para los tramos que superen los 90.000€, de modo que las rentas de entre 90.000€ y 120.000€ tributarán al 23,50%, (2 puntos más que en la tarifa autonómica actual) y las rentas de entre 120.000€ y 175.000€ el 24,50% (1 punto más). Sin embargo, para las rentas superiores a 175.000€ se mantiene el tipo marginal del 25,50%.

También se modifica, en determinados supuestos, el mínimo personal del contribuyente; en particular, se incrementa de 5.550€ a 6.105€ anuales cuando las bases liquidables general y del ahorro, conjuntamente, sean igual o inferiores a 12.450€.

En el ISD, el proyecto realiza diferentes modificaciones de gran calado en la cuota del Impuesto:

(i) Vuelve a instaurar los coeficientes multiplicadores para los grados de parentesco I y II (cónyuges, descendientes y ascendientes) en función del patrimonio preexistente del adquirente. De este modo aquellos contribuyentes que tengan más de 500.000€ de patrimonio preexistente ya les será de aplicación un coeficiente corrector del 1,10, los que tengan más de 2.000.000€ del 1,15 y los que tengan más de 4.000.000€ del 1,2 (lo que puede llegar a incrementar la cuota resultante hasta un 20%).

(ii) Mientras que a los contribuyentes del grupo de parentesco I se les mantienen los porcentajes de bonificación en cuota que venían aplicando (los cónyuges del 99% y los descendientes menores de 21 años por aplicación de una escala que parte del 99% hasta el 20%), a los contribuyentes del grupo de parentesco II se les aplicará una nueva escala de bonificación minorada que parte del 60% hasta el 0% (cuando anteriormente iba del 99% al 20%).

(iii) Incompatibilidad de las bonificaciones en cuota para los contribuyentes, distintos a los cónyuges, que decidan aplicar alguna reducción y/o exención (salvo la reducción por vivienda habitual). Con esta modificación, los cónyuges todavía podrán aplicar la bonificación del 99%, aunque también hayan aplicado dichas reducciones y/o exenciones (entre las que figura la reducción del 95% por adquisición de empresa familiar), pero el resto de contribuyentes incluidos en los grados de parentesco I y II, no tendrán derecho a aplicar dichas bonificaciones si se han aplicado alguna de las mencionadas reducciones y/o exenciones, cuando anteriormente estos contribuyentes sí podían aplicar además un 50% de la bonificación en cuota.

Medida que obliga a revisar la planificación fiscal referente a la empresa familiar.

Por otro lado, en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITP-AJD), se establece un tipo reducido del 5% en determinadas transmisiones de inmuebles, cuando vayan a constituir la vivienda habitual de una familia monoparental. También se reduce a 3 años el plazo para revender viviendas a empresas inmobiliarias y gozar de la oportuna bonificación de la cuota.

En cuanto al resto de impuestos afectados por el Proyecto de Ley cabe destacar que se incrementan las tarifas del Impuesto sobre las estancias en establecimientos turísticos, se incrementan los tipos impositivos del Impuesto sobre bebidas azucaradas envasadas y se reduce la bonificación del Impuesto sobre las viviendas vacías (aplicable a los tenedores de viviendas vacías que destinan una parte de su stock a alquiler asequible).

 

Departamento Fiscal

Febrero 2020