Actualidad

IVA – COMERCIO ELECTRÓNICO Y OPERACIONES B2C

A la espera de que se apruebe el proyecto de Real Decreto publicado el pasado 5 de marzo de 2021 por el Ministerio de Hacienda, con el que concluirá la incorporación a nuestro ordenamiento jurídico de las normas establecidas en las Directivas (UE) 2017/2455, de 5 de diciembre de 2017, y 2019/1995, de 21 de noviembre de 2019, en materia de regulación del comercio electrónico en el ámbito del IVA y las reglas de tributación de las entregas y prestaciones de empresarios o profesionales contratadas generalmente en internet por consumidores finales comunitarios, por la presente circular queremos destacar los cambios que ya van a ser de aplicación a partir del próximo 1 de julio de 2021.

A partir de la mencionada fecha el régimen especial del IVA de la «miniventanilla única» (MOSS) aplicable hasta la fecha a los servicios de telecomunicaciones, de radiodifusión o de televisión y a los prestados por vía electrónica se ampliará a todos los servicios prestados por un empresario o profesional a particulares consumidores finales que tengan lugar en Estados miembros donde no esté establecido el empresario o profesional, así como a las ventas a distancia de bienes y a determinadas entregas nacionales de bienes. Por tanto, pasará a tener la denominación de «ventanilla única» (One Stop Shop, OSS).

Como regla general, se establece que las operaciones transfronterizas en el IVA tributen en el país de destino; no obstante, se ha establecido un umbral de 10.000 euros en virtud del cual, se permite que aquellos empresarios o profesionales cuyo importe de ventas a distancia intracomunitarias no exceda dicho umbral puedan optar entre la tributación en el Estado miembro del proveedor y la tributación en el Estado miembro de consumo.

Para facilitar la gestión y recaudación del IVA comunitario, sin tener que darse de alta en el país de destino (cuando dichas operaciones pasen a tributar en dicho país), se amplían los regímenes especiales de ventanilla única (OSS), que estarán tanto a disposición de los empresarios y profesionales establecidos en la Comunidad, como de los establecidos fuera de ella. Para ello se establece tres regímenes distintos:

I.- Régimen exterior de la Unión, aplicable a los servicios prestados por empresarios o profesionales no establecidos en la Comunidad a destinatarios sí establecidos en territorio de aplicación del IVA español que no tengan la condición de empresarios o profesionales, o que, siéndolo, no actúen como tales.

Deberán presentar una declaración por cada trimestre natural.

II.- Régimen de la Unión, aplicable a los servicios prestados por empresarios o profesionales establecidos en la Comunidad (pero no en el Estado miembro de consumo) a destinatarios que no tengan la condición o que no actúen como empresarios o profesionales, a las ventas a distancia intracomunitarias de bienes (B2C) y a las entregas interiores de bienes imputadas a los titulares de interfaces digitales que faciliten la entrega de estos bienes por parte de un proveedor no establecido en la Comunidad al consumidor final.

Deberán presentar una declaración por cada trimestre natural.

De acuerdo con lo anterior, se entiende por ventas a distancia aquellas entregas de bienes que hayan sido expedidos o transportados por el vendedor, directa o indirectamente, o por su cuenta, a partir de un Estado miembro distinto del de llegada de la expedición o del transporte con destino al cliente, cuando se cumplan las siguientes condiciones:

  1. Que los destinatarios de las citadas entregas sean:
    1. Las personas que no tengan la condición de sujeto pasivo.
    2. Los sujetos pasivos acogidos al régimen especial de la agricultura, ganadería y pesca, respecto de los bienes destinados al desarrollo de la actividad sometida a dicho régimen.
    3. Los sujetos pasivos que realicen exclusivamente operaciones que no originan el derecho a la deducción total o parcial del impuesto.
    4. Las personas jurídicas que no actúen como empresarios o profesionales recogidos en el artículo 151 Directiva sobre el IVA (relaciones diplomáticas, organismos internacionales, la OTAN, …).
  2. Que los bienes objeto de dichas entregas sean bienes distintos de los que se indican a continuación:
    1. Medios de transporte nuevos, definidos en el artículo 13.2º LIVA.
    2. Bienes objeto de instalación o montaje a que se refiere el artículo 68.Dos.2º LIVA.

III.- Régimen de importación, que será de aplicación a las ventas a distancia de bienes importados de países o territorios terceros al que podrán acogerse, directamente o a través de un intermediario establecido en la Comunidad, en determinadas condiciones, los empresarios o profesionales que realicen dichas ventas por un valor intrínseco que no exceda de 150 euros, a excepción de los productos que sean objeto de impuestos especiales.

Deberán presentar una declaración por cada mes natural.

Este régimen viene ligado al hecho de que a partir del 1 de julio de 2021 desaparece la exención a la importación de bienes de valor inferior a 22 €, de forma que todos los bienes comerciales que se importen en la UE, independientemente de su valor, tendrán que pagar el IVA a la importación correspondiente. De este modo, quien decida aplicar este régimen, en vez de gravar la importación, se grava solo la entrega en destino: permite al sujeto pasivo de la entrega (ya sea el proveedor propietario del bien vendido, ya sea una interfaz electrónica que aunque no es propietaria de los bienes se le considera sujeto pasivo por facilitar su entrega), que cobre al cliente el IVA devengado por dichas ventas a distancia y que lo declare e ingrese a través de un sistema de ventanilla única; mientras que el consumidor destinatario del bien importado, en vez de pagar el IVA a la importación a la autoridad aduanera, paga el impuesto como parte del precio de adquisición.

No obstante a lo anterior, dado el aumento del número de pequeños envíos que no exceden de 150 euros, también se establece la posibilidad de aplicar una modalidad especial de declaración, liquidación y pago del IVA en la aduana en el caso de no optar por el Régimen de importación.

En el seno de este nuevo régimen debemos entender como valor intrínseco:

  1. para las mercancías de carácter comercial: el precio de las propias mercancías cuando se venden para su exportación al territorio aduanero de la Unión Europea, excluido el coste del transporte y los seguros, salvo que se haya incluido en el precio y no se haya indicado separadamente en la factura, y cualquier otro impuesto y gravamen que las autoridades aduaneras puedan determinar a partir de cualquier documento pertinente;
  2. para las mercancías desprovistas de carácter comercial: el precio que se habría pagado por las propias mercancías si se hubieran vendido para su exportación al territorio aduanero de la Unión Europea.

Cualesquiera otros costes relacionados, además del transporte y los seguros, que no reflejen el valor de los bienes en sí también deben excluirse del valor intrínseco, siempre y cuando estén desglosados e indicados claramente en la factura (por ejemplo, los costes de maquinaria, tasas para la obtención de licencias, impuestos a las exportaciones, etc.).

Todos los empresarios o profesionales que deseen optar por alguno de estos tres regímenes de la OSS deberán presentar el Formulario 035 para registrarse, salvo los que previamente ya estuvieran registrados en el régimen de la miniventanilla única de IVA (MOSS) que serán automáticamente registrados en el nuevo régimen especial (OSS). En este último supuesto, en caso de no desear aplicar el nuevo régimen deberán presentar el Formulario 034 de cese en el régimen de la miniventanilla única de IVA aplicable a los servicios de telecomunicaciones, de radiodifusión o de televisión y a los prestados por vía electrónica antes del 16 de junio de 2021.

Con el objeto de permitir la autoliquidación de los citados regímenes (que hasta la fecha se autoliquidaban a través de los Modelos 303 y 322 -por lo que también se ha incluido en estos modelos una nueva clave de régimen especial dentro del libro de registro de facturas emitidas que permita la anotación de las operaciones acogidas a los nuevos regímenes-), se ha aprobado el nuevo Modelo 369, denominado «Impuesto sobre el Valor añadido. Autoliquidación de los regímenes especiales aplicables a los sujetos pasivos que presten servicios a personas que no tengan la condición de sujetos pasivos, que efectúen ventas a distancia de bienes y ciertas entregas interiores de bienes».

Por otro lado, el proyecto de Real Decreto también incluye una modificación del:

– Reglamento del IVA para ajustar los procedimientos de devolución del Impuesto soportado por empresarios o profesionales establecidos en Canarias, Ceuta o Melilla, así como la devolución a determinados empresarios o profesionales no establecidos en el territorio de aplicación del Impuesto ni en Canarias, Ceuta o Melilla.

– RD 1619/2012, de 30 de noviembre sobre obligaciones de facturación para ajustar a la nueva regulación los supuestos de obligación de expedir factura y para actualizar la referencia a la actual Ley del Procedimiento Administrativo Común aprobada por Ley 39/2015.

Y, además, establece el registro de extractores de depósitos fiscales de productos incluidos en los ámbitos objetivos de los Impuestos sobre el alcohol y bebidas derivadas o sobre hidrocarburos, que pasará a formar parte del Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores.

Como de costumbre, seguiremos informándoles de las novedades que puedan seguir surgiendo y de cómo quedará definitivamente instaurada esta normativa tras su aprobación; en cualquier caso, si tienen alguna duda respecto a su aplicación o alcance, no duden en consultarnos.

Departamento Fiscal

Abril 2021