Actualidad

CORONAVIRUS (XXII).- RD-LEY 24/2020 de 26 de junio, de medidas sociales de reactivación del empleo y protección del trabajo autónomo y de competitividad del sector industrial.

El Real Decreto-Ley 24/2020 de 26 de junio, de medidas sociales de reactivación del empleo y protección del trabajo autónomo y de competitividad del sector industrial, que se publicó en el BOE del 27 de junio de 2020, incluye una serie de medidas de carácter laboral, entre las que destacamos las siguientes:

Medidas relacionadas con los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTES):

Los ERTES por fuerza mayor total y parcial solicitados antes del 27/06/2020 se prorrogan hasta el 30/09/2020 con aplicación de nuevas exoneraciones decrecientes durante el periodo julio-septiembre; las empresas deberán ir incorporando paulatinamente sus plantillas para ajustarse al desarrollo de su actividad, dando prioridad a los ajustes en forma de reducciones de jornada, y comunicar a la autoridad laboral la renuncia total, en su caso, al expediente de empleo autorizado, en el plazo de 15 días desde la fecha de efectos de aquella.

Los ERTES por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción (ETOP), se seguirán rigiendo por las especialidades que se recogían en el artículo 23 del Real Decreto-ley 8/2020 siempre que estos sean como consecuencia del COVID-19, hasta el 30/09/2020. Respecto a su trámite podrán iniciarse mientras esté vigente un ERTE por fuerza mayor y sus efectos se retrotraerán a la fecha de finalización de este.

En ambos tipos de ERTES (fuerza mayor y ETOP) se prohíbe la realización de horas extraordinarias, contrataciones directas e indirectas o establecer nuevas externalizaciones de la actividad, salvo que en las personas reguladas y que presten servicios en el centro de trabajo afectado por las nuevas contrataciones, no puedan, por formación o capacitación u otras razones objetivas y justificadas, desarrollar las funciones encomendadas a aquellas, previa información a la representación legal de las personas trabajadoras.

El incumplimiento de lo anterior podrá constituir una infracción sancionable por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

Las empresas y entidades que apliquen un ERTE por causas ETOP tendrán la obligación de mantener el empleo durante los 6 meses siguientes a la reanudación de la actividad, como ya ocurre con los ERTE por fuerza mayor.

Medidas extraordinarias en materia de protección por desempleo:

Se seguirán aplicando las medidas de protección por desempleo, que incluía (I) el beneficio el reconocimiento del derecho a la prestación por desempleo, aunque se carezca del periodo de ocupación mínimo necesario y (II) la ausencia de cómputo de este periodo a los efectos de consumir los períodos máximos de percepción establecidos.

Estas medidas serán aplicables hasta el 30/09/2020.

Medidas en materia de cotización a la Seguridad Social:

La novedad es que los beneficios a la cotización se contemplan para ambos tipos de ERTE (fuerza mayor y ETOP) y los distintos porcentajes de exención de cuotas empresariales devengada en los meses de julio, agosto y septiembre de 2020 dependerá de los diversos escenarios en que se encuentren las empresas o entidades:

1.- Empresas de menos de 50 personas trabajadoras con ERTE de fuerza mayor total a 30/06/2020:

70% respecto las cotizaciones devengadas en el mes de julio de 2020.

60% respecto las cotizaciones devengadas en el mes de agosto de 2020.

35% respecto las cotizaciones devengadas en el mes de septiembre de 2020.

2.- Empresas con 50 o más personas trabajadoras con ERTE de fuerza mayor total a 30/06/2020:

50% respecto las cotizaciones devengadas en el mes de julio de 2020.

40% respecto las cotizaciones devengadas en el mes de agosto de 2020.

25% respecto las cotizaciones devengadas en el mes de septiembre de 2020.

3.- Empresas de menos de 50 personas trabajadoras con ERTE de fuerza mayor parcial a 1/07/2020:

60% respecto las cotizaciones en los meses de julio a septiembre de 2020 (trabajadores activos).

35% respecto las cotizaciones en los meses de julio a septiembre de 2020 (trabajadores suspendidos).

4.- Empresas con 50 o más personas trabajadoras con ERTE de fuerza mayor parcial a 1/07/2020:

40% respecto las cotizaciones en los meses de julio a septiembre de 2020 (trabajadores activos).

25% respecto las cotizaciones en los meses de julio a septiembre de 2020 (trabajadores suspendidos).

5.-Empresas que se vean abocadas a un ERTE por fuerza mayor a partir del 1/07/2020 (rebrote):

80% de la aportación devengada durante el periodo de cierre y hasta el 30/09/2020, en empresas de menos de 50 personas trabajadoras.

60% de la aportación devengada durante el periodo de cierre y hasta el 30/09/2020, en empresas con 50 o más personas trabajadoras.

Para las empresas o entidades que hubieran decidido un ERTE por causas ETOP con anterioridad al 27/06/2020, así como las que pasen a este provenientes de un ERTE por fuerza mayor, los porcentajes de exoneración de cuotas a partir del 1 de julio de 2020 serán las especificadas en los puntos 3.- y 4.-

Las exenciones en la cotización se aplicarán por la TGSS a instancia de la empresa, previa comunicación de la identificación de las personas trabajadoras y periodos de la suspensión o reducción de jornada, y previa presentación de declaración responsable sobre el mantenimiento de la vigencia de los ERTE.

Exclusiones y limites relacionados con reparto de dividendos:

Se excluyen de las medidas laborales contempladas en el presente RDL para los ERTE por fuerza mayor y por causas ETOP las empresas y entidades que tengan su domicilio fiscal en países o territorios calificados como paraísos fiscales conforme a la normativa vigente.

Asimismo, las empresas o entidades que tuvieran más de 50 personas trabajadoras y que se acojan a dichos ERTES y que utilicen los recursos públicos destinados a los mismos no van a poder repartir dividendos correspondientes al ejercicio fiscal en que se apliquen dichos expedientes de regulación, excepto si abonan previamente el importe correspondiente a la exoneración aplicada a las cuotas de la seguridad social y han renunciado a ella.

Medidas de apoyo a los autónomos:

1.- Exención de cotizaciones: a partir del 1 de julio de 2020 el autónomo que estuviera de alta y viniera percibiendo el 30 de junio la prestación extraordinaria por cese de actividad tendrá derecho a una exención de sus cotizaciones a la Seguridad Social y formación profesional con las consiguientes cuantías:

100% de las cotizaciones correspondientes al mes de julio.

50% de las cotizaciones correspondientes al mes de agosto.

25% de las cotizaciones correspondientes al mes de septiembre.

Esta exención será incompatible con la prestación por cese de actividad. 

2.- Prestación de cese de actividad: los autónomos que estuvieran percibiendo hasta el 30 de junio la prestación extraordinaria por cese de actividad podrán solicitar la prestación hasta el 30 de septiembre de 2020 y con los requisitos estipulados en el artículo 327 de la LGSS. A partir del 1 de octubre de 2020 solo se podrá continuar percibiendo esta prestación de cese de actividad si concurren los requisitos del artículo 330 de la LGSS.

El autónomo, mientras esté percibiendo la prestación, deberá ingresar en la TGSS la totalidad de las cotizaciones aplicando los tipos vigentes a la base de cotización correspondiente.

Como de costumbre, seguiremos informándoles de las novedades que puedan seguir surgiendo a los efectos de afrontar las consecuencias a las que nos ha abocado esta pandemia y sobre cualquier otra medida que pueda afectarles y, si tienen alguna duda en su aplicación, no duden en consultarnos.

Departamento Laboral

junio 2020