Actualidad

CORONAVIRUS (XVII) -Real Decreto-ley 18/2020, de 12 de mayo, de medidas sociales en defensa

El Real Decreto-ley 18/2020, de 12 de mayo, de medidas sociales en defensa del empleo (BOE 13/05/2020) establece nuevas condiciones en la aplicación de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTEs), entre otras, como es prorrogar los ERTEs por fuerza mayor que no puedan reanudar la actividad por mantenerse vigente la causa o causas que lo motivaron mientas duren las mismas y en ningún caso más allá del 30 de junio del 2020.

El texto también prorroga otras medidas de protección del desempleo como el derecho a la prestación contributiva por desempleo a los trabajadores afectados, aunque carezcan del periodo de ocupación cotizada mínimo necesario o que el tiempo que se perciba la prestación por desempleo no compute a los efectos de consumir los períodos máximos de percepción establecidos.

1.Especialidades aplicables a los ERTEs de fuerza mayor derivados del COVID-19.

Se establece la prórroga de los ERTEs por fuerza mayor para aquellas empresas que no puedan reanudar la actividad por mantenerse vigente la causa o causas que lo motivaron. La duración de la prórroga será mientras dure la causa o causas y en ningún caso más allá del 30 de junio.

Se permite una recuperación parcial de la actividad desde el momento en el que las causas que lo motivaron permitan una recuperación parcial de la actividad y con fecha límite de 30 de junio de 2020, en la que se establece el acuerdo que en esta recuperación se primarán los ajustes en términos de reducción de jornada.

Se debe comunicar a la autoridad laboral la renuncia total, en su caso, al ERTE en un plazo de quince días desde la fecha de ésta, y se deben comunicar también al SEPE las variaciones correspondientes.

Se permite a las empresas iniciar con posterioridad a la entrada en vigor de este Real Decreto-Ley y hasta el 30 de junio de 2020 un ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas y de producción (ETOP), rigiéndose por lo establecido en el art. 23 del Real Decreto-ley 8/2020 con las siguientes particularidades:

  • Su tramitación puede iniciarse estando vigente un ERTE por fuerza mayor.
  • Cuando se inicie a continuación de un ERTE por fuerza mayor su fecha de efectos se retrotraerá a la fecha de finalización de éste.

Las empresas que tengan domicilio fiscal en países o territorios calificados como paraísos fiscales no podrán acogerse a un ERTE por causa de fuerza mayor. Asimismo, las empresas que se acojan a este tipo de expediente de regulación de empleo no podrán proceder al reparto de dividendos, excepto si abonan previamente el importe correspondiente a la exoneración aplicada o tienen menos de 50 personas trabajadoras.

2.Medidas extraordinarias en materia de cotización en los ERTEs de fuerza mayor derivados del COVID-19

  • Exoneración de las cotizaciones a la Seguridad Social devengadas en los meses de mayo y junio de 2020 y de las cuotas por conceptos de recaudación conjunta (desempleo, fondo de garantía social y formación profesional) para las empresas/entidades que continúen en ERTE de FUERZA MAYOR TOTAL y tengan menos de 50 trabajadores a fecha 29/02/2020. Para las empresas de 50 o más trabajadores la exoneración será del 75%.
  • Para las empresas inmersas en un ERTE por FUERZA MAYOR PARCIAL se establecen diferentes tramos, en función del mes y del número de personas trabajadoras que había en la empresa el 29/02/2020:
    • Respecto de los trabajadores que reanudan su actividad:
      • Empresas de menos de 50 trabajadores: la exoneración será del 85% (mayo) y del 70 % (junio).
      • Empresas de 50 o más trabajadores: la exoneración será del 60% (mayo) y del 45 % (junio).
    • Respecto de los trabajadores que continúen con sus actividades suspendidas:
      • Empresas de menos de 50 trabajadores: la exoneración será del 60% (mayo) y del 45% (junio).
      • Empresas de 50 o más trabajadores: la exoneración será del 45% (mayo) y del 30% (junio).
  • Las exenciones en la cotización se aplicarán por la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) a instancia de la empresa mediante declaración responsable a través del Sistema RED antes de que se solicite el cálculo de la liquidación de cuotas correspondientes y previo cumplimiento de las formalidades de comunicación de los ERTEs por fuerza mayor.
  • La TGSS establecerá sistemas de comunicación con el SEPE para control y verificación de estas exoneraciones de cuotas.
  • Las exoneraciones en la cotización no tendrán efectos para las personas trabajadoras, manteniéndose la consideración del período en que se apliquen como efectivamente cotizado a todos los efectos.

3.Sobre la salvaguarda del empleo durante 6 meses en los ERTEs de fuerza mayor derivados del COVID-19(modificación de la D.A. 6º del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo).

Se concreta que el cómputo del plazo de 6 meses relativo al compromiso de mantenimiento de empleo se fija como día de inicio la reanudación de la actividad por trabajador afectado por ERTE por causa de fuerza mayor

Se entenderá incumplido el compromiso de mantenimiento de empleo en los supuestos de despido o extinción de los contratos de los trabajadores afectados por ERTEs por fuerza mayor.

No se entenderá incumplido el compromiso de mantenimiento en los siguientes supuestos:

  • Extinción de contrato por despido disciplinario procedente, dimisión, muerte, jubilación o incapacidad permanente total, absoluta o gran invalidez de la persona trabajadora, fin del llamamiento de las personas con contrato fijo-discontinuo (sólo si es interrupción y no despido), contratos temporales por expiración del tiempo convenido o la realización de la obra o servicio que constituye su objeto o cuando no pueda realizarse de forma inmediata la actividad objeto de contratación.
  • En las empresas en las que concurra un riesgo de concurso de acreedores en los términos del artículo 5.2 de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal.

El incumplimiento del compromiso de mantenimiento de empleo supondrá el reintegro de la totalidad del importe de las cotizaciones de cuyo pago resultaron exoneradas, con el recargo y los intereses de demora correspondientes.

Como de costumbre, seguiremos informándoles de las novedades que puedan seguir surgiendo a los efectos de afrontar las consecuencias a las que nos ha abocado esta pandemia y sobre cualquier otra medida que pueda afectares y, si tienen alguna duda en su aplicación, no duden en consultarnos.

25 de mayo de 2020

Departamento Laboral