Actualidad

CORONAVIRUS (II): Medidas fiscales urgentes por el impacto del COVID-19

Con motivo de la excepcional situación actual, debido al impacto del COVID-19 en la economía del país, el Gobierno ha aprobado el Real Decreto-Ley 7/2020, de 12 de marzo, por el que se adoptan las siguientes medidas en el ámbito fiscal para tratar de mitigar y prevenir el impacto económico en PYMES y autónomos:

Se flexibilizan los aplazamientos de las declaraciones y autoliquidaciones que tengan un periodo de presentación e ingreso entre el 13 de marzo de 2020 y el 30 de mayo de 2020; por lo que se verán incluidas las declaraciones del primer trimestre y las declaraciones mensuales de febrero, marzo y abril.

Este aplazamiento también será extensible a:

  • Retenciones y pagos a cuenta.
  • Pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades.
  • Impuesto sobre el Valor Añadido.

El plazo de dicho aplazamiento será de 6 meses, y durante los 3 primeros meses no se devengarán intereses de demora.

El aplazamiento podrá solicitarse por un importe de hasta 30.000€, sin necesidad de aportar garantías (tal como ya se prevé en la Orden HAP/2178/2015, de 9 de octubre).

Tal como ya hemos apuntado, sólo podrán acogerse personas o entidades que no sean Gran Empresa (es decir, con volumen de operaciones no superior a 6.010.121,04€ en el año 2019.

No obstante lo anterior, se espera que se aprueben nuevas medidas en función de cómo se desarrollen los acontecimientos; en este sentido la AEAT ya ha emitido una comunicación en la que se informa que habrán cambios normativos inminentes relacionados con los plazos de los procedimientos tributarios, por lo que les seguiremos informando de todas las novedades que puedan seguir habiendo al respecto.

Departamento Fiscal

13 de marzo de 2020