Actualidad

CONSECUENCIAS DEL BREXIT EN LA IMPOSICIÓN INDIRECTA

Tal como ya les habíamos informado anteriormente, hasta el próximo 31 de diciembre de 2020 el Acuerdo de Retirada de Reino Unido de la Unión Europea contemplaba un período transitorio durante el que ha seguido siendo de aplicación la legislación comunitaria en el Reino Unido en relación al mercado interior, unión aduanera y las políticas comunitarias (la Unión Europea ha tratado al Reino Unido como si fuese un Estado miembro, excepto en lo referente a su participación en las instituciones de la UE y en las estructuras de gobernanza).

De acuerdo con lo anterior, al no haberse solicitado prórroga del período transitorio, sin perjuicio de las negociaciones que se están llevando a cabo en relación con un posible acuerdo para la relación futura, a partir del 1 de enero de 2021 el Reino Unido pasará a tener la condición de “país tercero” a todos los efectos y, por lo tanto, todos los movimientos de mercancías desde o hacia Reino Unido estarán sujetos a formalidades y controles aduaneros. En este sentido, a continuación, les recordamos las principales consecuencias fiscales, en la imposición indirecta, que derivan del Brexit:

1. COMPRAS Y VENTAS DE BIENES.

Dado que, con la salida de Reino Unido de la Unión Europea, este pasará a tener la consideración de tercer país a efectos del IVA, los flujos de mercancías entre España y Reino Unido dejarán de tener la consideración de operaciones intracomunitarias. Esto implicará que las entregas de bienes iniciadas en España con destino al Reino Unido pasarán a tener la consideración de exportaciones y las adquisiciones de bienes provenientes de Reino Unido tendrán la consideración de importaciones (lo que supondrá la obligación de liquidar el IVA a la importación en el momento de la entrada del bien en la Aduana).

Por otro lado, dado que las operaciones realizadas entre España y Reino Unido dejarán de calificarse como intracomunitarias, las mismas dejarán de tener que informarse tanto en la declaración recapitulativa modelo 349 como en el Intrastat (tanto en los flujos de introducción como de expedición), y por tanto, tampoco será necesario identificarse mediante NIF-IVA.

Para evitar una doble tributación, las mercancías cuyo transporte desde Reino Unido a uno de los 27 Estados miembros se inicie antes del 1 de enero de 2021 y lleguen a su destino con posterioridad a dicha fecha, deberán presentarse ante la Aduana pero no tributarán como importación sino como adquisición intracomunitaria, teniendo que incluirse en los estados recapitulativos (modelo 349 en el caso de España). Las autoridades aduaneras podrán requerir al importador la prueba del inicio del transporte antes del 1 de enero de 2021 mediante los documentos de transporte.

2. PRESTACIONES DE SERVICIOS.

En cuanto a las prestaciones de servicios, señalar que, como hasta ahora, resultarán de aplicación las reglas de localización previstas en los artículos 69 y 70 LIVA, por las que, como regla general, los servicios se entienden localizados en el país donde reside el destinatario. Sin embargo, la salida de Reino Unido de la UE, provocará que sea de aplicación la regla de “uso efectivo” regulada en el artículo 70.Dos LIVA, de tal forma que estarán sujetos al IVA español, determinados servicios que, si bien se localizan en Reino Unido aplicando las reglas de localización (residencia del destinatario en UK), su utilización o explotación efectiva se realice en el territorio de aplicación del IVA español.

De acuerdo con lo anterior, esta regla de cierre afecta a los siguientes servicios:

  • Servicios enunciados en el apartado Dos del artículo 69 de la Ley de IVA, cuyo destinatario sea un empresario o profesional actuando como tal. A modo enunciativo, cesión de derechos de autor, patentes, licencias o marcas, asesoramiento, auditoría, ingeniería, abogacía, servicios financieros y de seguro, cesión de personal, arrendamiento de bienes muebles corporales, entre otros.
  • Servicios de mediación en nombre y por cuenta ajena cuyo destinatario sea un empresario o profesional actuando como tal.
  • Arrendamientos de medios de transporte.
  • Servicios prestados por vía electrónica, los de telecomunicaciones, de radiodifusión y de televisión.

Asimismo, y como en el caso de movimiento de mercancías, los servicios prestados o recibidos con operadores ingleses dejarán de tener que informarse en el modelo 349.

Ahora bien, la obligación de solicitar el certificado de residencia fiscal a efectos del Convenio para Evitar la Doble Imposición, así como la obligación de declarar los servicios recibidos en el modelo 216 y su resumen anual, el 296, se mantiene sin alteración.

3. REPRESENTANTE FISCAL.

Los empresarios establecidos en Reino Unido que realicen operaciones sujetas al IVA en península y Baleares deberán nombrar un representante en España a efectos del cumplimiento de las obligaciones impuestas en la IVA, salvo que se acuerden con Reino Unido instrumentos de asistencia mutua análogos a los instituidos en la Comunidad.

4. AFECTACIÓN DE DETERMINADOS SISTEMAS DE SIMPLIFICACIÓN EN MATERIA DE IVA.

La normativa del IVA prevé una serie de mecanismos que tienen por objeto simplificar la aplicación del IVA en el marco del tráfico intracomunitario, y que, como consecuencia de la salida de Reino Unido, se verán afectados, tal como analizamos a continuación:

  • Régimen especial de operaciones triangulares dejará de poder aplicarse en las operaciones en las que uno de los operadores sea un empresario británico, obligando al operador intermediario a establecerse en el estado de destino de la mercadería y sometiéndolo a las formalidades y costes que esto acarreará.
  • Régimen especial relacionado con las Ventas a Distancia deja de ser de aplicación a las entregas que efectúe un empresario español a particulares ingleses.
  • Régimen especial relacionado con la prestación de servicios de telecomunicaciones, de radiodifusión y televisión o electrónicos denominado “Mini Ventanilla Única” o “One-Stop Shop” (MOSS), los empresarios establecidos en Reino Unido que apliquen este sistema deberán cambiar su identificación MOSS y registrarse en un Estado Miembro de la EU en el régimen de no establecidos. Por otro lado, los empresarios identificados en alguno de los estados miembros de la UE incluirán en las declaraciones de IVA MOSS los servicios prestados en el Reino Unido hasta la fecha de salida, aunque deban presentar esas declaraciones después de la citada fecha.

5. DEVOLUCIÓN DEL IVA SOPORTADO POR NO RESIDENTES.

La Directiva 2008/9/CE del Consejo contemplaba la posibilidad de que, cuando un residente de un estado miembro opere en otro estado miembro como no establecido y soporte IVA de dicho país, pueda obtener la devolución del mismo, siempre que se cumplan determinados requisitos. Consecuentemente, hasta ahora, los empresarios españoles que operaban en Reino Unido como no establecidos podían recuperar el IVA soportado en dicho país y viceversa, pero, a partir de la salida efectiva de Reino Unido de la Unión, esta vía dejará de ser operativa de forma que los empresarios ingleses que operen en el territorio de aplicación del IVA español no podrán solicitar la devolución de las cuotas de IVA soportadas, y de igual manera, los empresarios españoles que operen en Reino Unido como no establecidos tampoco podrán recuperar el IVA soportado.

Así, los empresarios y profesionales establecidos en Península y Baleares que adquieran bienes y servicios en el Reino Unido durante el año 2020 solo podrán solicitar la devolución de las cuotas de IVA allí soportadas hasta el 31 de marzo de 2021.

No obstante, lo anterior, la Directiva 86/560/CEE del Consejo prevé una segunda vía para recuperar el IVA soportado por empresarios o profesionales establecidos en alguno de los países con los que España haya firmado un acuerdo de reciprocidad de trato (actualmente existe acuerdo de reciprocidad son Canadá, Israel, Japón, Mónaco, Noruega y Suiza, por lo que, para sujetos pasivos establecidos fuera de esos territorios, no caben devoluciones de cuotas soportadas). Por lo tanto, para que los empresarios establecidos en el Reino Unido pudieran recuperar las cuotas de IVA soportadas en nuestro país, y que empresarios españoles puedan obtener las devoluciones de IVA soportado en el país británico, tendría que reconocerse el trato de reciprocidad en materia de IVA entre ambas jurisdicciones; aunque, por el momento, ninguno de los dos países se ha pronunciado sobre esta cuestión.

Es importante recordar que existen determinadas situaciones en las que sí se permite la obtención de la devolución del IVA soportado en España, aun cuando no exista reciprocidad de trato. El ejemplo más significativo, aunque no el único, es el relativo a servicios de acceso, hostelería, restauración y transporte vinculados con la asistencia a ferias, congresos y exposiciones de carácter comercial o profesional que se celebren en el territorio de aplicación del Impuesto.

TRAMITES ADUANEROS

1. NÚMERO EORI.

A nivel aduanero, todo el comercio de mercancías con Reino Unido quedará sometido al cumplimiento de las distintas formalidades aduaneras por lo que, entre otras cosas, todos aquellos que realicen operaciones con Reino Unido deberán disponer del número EORI, así como autorizaciones y certificaciones de las autoridades competentes, dependiendo del tipo de producto comercializado.

A priori, la Agencia Tributaria ha registrado de oficio (sin necesidad de solicitud expresa), a todos los operadores que venían realizando operaciones comerciales con Reino Unido.

2. OTRAS FORMALIDADES ADUANERAS.

Destacar que, con el nuevo tratamiento de país tercero, las mercancías enviadas de Reino Unido a España o viceversa, quedarán sujetas al pago aranceles y controles aduaneros. Así, las mercancías provenientes o con destino a Reino Unido, pueden estar sujetas a controles que requieran la autorización previa por parte del órgano competente (controles de calidad, sanitarios, fitosanitarios,…) lo cual requiere un trámite adicional previo a la importación o exportación de bienes.

Los productos que precisan de certificaciones adicionales son, entre otros, los productos alimentarios, medicamentos y productos sanitarios, animales, plantas, embalajes de madera,…

Asimismo, recordemos que cualquier mercancía tendrá que pasar los controles de calidad comercial y seguridad, aplicables a cualquier producto que se pretenda introducir en la UE procedente de un país tercero.

Como de costumbre, seguiremos informándoles de las novedades que puedan seguir surgiendo y, si tienen alguna duda en su aplicación, no duden en consultarnos.

Departamento Fiscal

Diciembre 2020